Ir al contenido

Condiciones de alquiler quads

  1. Lo primero que el participante debe tener claro es, que en caso de producirse un accidente y el motivo causante del mismo haya sido la transgresión de las normas e instrucciones que se detallan a continuación, la empresa organizadora no se hará responsable de los daños que el participante pueda haber ocasionado, tanto a la propiedad privada, como a terceros o a él mismo.
  2. La empresa se reserva el derecho de reclamar al participante por el mal uso que pueda hacer de los vehículos de la empresa y los posibles desperfectos que ello haya ocasionado en los mismos. El conductor es responsable del vehículo y accesorios que lleva y asumirá la responsabilidad de los daños ocasionados durante las rutas en el caso que se produzcan.
  3. El cliente participa en esta actividad por libre voluntad y decisión propia.
  4. La empresa organizadora dispone de los seguros necesarios para poder llevar a término esta actividad, de responsabilidad civil, de circulación, etc. Estos seguros responderán únicamente cuando se respeten las instrucciones de este manual.
  5. Se deben seguir al pie de la letra, las instrucciones del guía en todo momento.
  6. El hecho de no respetar la norma anterior puede suponer la finalización inmediata de la actividad, sin que ello comporte necesariamente la devolución del importe pagado a ninguno de los miembros de la excursión.
  7. Antes de iniciar la excursión, el guía hará una amplia explicación de cuáles son los controles del quad y de cómo utilizarlos. La excursión no comenzará hasta que todos los participantes tengan claro estos conceptos.
  8. Para poder llevar a cabo esta actividad, hace falta tener un gran respeto con el medio natural y de las vías por las que circulamos. Esto quiere decir que transitaremos por las vías indicadas, sin subir por los márgenes de las mismas ni provocar destrozos innecesarios. También encontraremos caminos acondicionados con grava, en los cuales la conducción se complica, es por ello que el guía indicará que se modere la velocidad y que tengamos especial cuidado en la conducción.
  9. Es necesario que el participante sea consciente de que no toma parte en una competición, sino que se trata de una excursión deportivo-turística. Esto quiere decir que iniciaremos el recorrido por vías fáciles que permitan al usuario conocer y adaptarse al quad. Según la evolución de los participantes, el guía dirigirá la excursión a un recorrido por las vías más adecuadas a su nivel, así como también indicará algunas paradas para disfrutar del maravilloso entorno y/o para descansar.
  10. Cualquier tipo de desperdicio que se pudiese generar el alguna parada del trayecto, incluyendo papeles, envoltorios de cualquier tipo, botellas de agua, e incluso colillas de los fumadores, no pueden arrojarse al suelo, estamos en el monte y obligados a respetarlo al máximo, por tanto deben regresar con nosotros.
  11. Para poder llevar a cabo esta actividad será necesario que previamente los participantes hayan hecho efectivo el importe de la salida, así como llevar consigo durante la excursión el permiso de conducir B1.
  12. El participante cuidará en todo momento el material facilitado por la organización para llevar a cabo la actividad. Si se observase intencionalidad a la hora de provocar los desperfectos, estos correrían por cuenta del infractor.
  13. El guía establecerá un orden de circulación según el nivel de adaptación de los participantes al quad. Este orden servirá para hacer una circulación más fluida del grupo y que este circule al ritmo del participante con más problemas de adaptación. Este orden es totalmente inalterable. Tampoco se pueden llevar a cabo adelantamientos, ya que esto puede suponer un riesgo para el resto de los componentes de la salida. Toda práctica de conducción temeraria como por ejemplo los derrapes, está terminantemente prohibida. Si los guías observan una conducción violenta por parte de alguno de los componentes del grupo, queda a su criterio suspender la ruta sin devolución del importe pagado.
  14. Es igualmente importante mantener la distancia de seguridad que nos indique el guía para evitar accidentes y/o colisiones innecesarias.
  15. Esta actividad está considerada como un deporte de aventura y como tal, siempre conlleva un mínimo de riesgo, dado que cada participante conduce un vehículo individual y su funcionamiento solo depende de él mismo, cada conductor queda obligado a circular con la máxima prudencia posible.
  16. Está terminantemente prohibido conducir nuestros quads bajo los efectos del alcohol y/o cualquier tipo de sustancia estupefaciente o psicotrópica. Las personas en tratamiento con medicamentos que puedan afectar la capacidad de conducción, deben advertirlo a los monitores encargados de la organización antes de la salida.
  17. Está terminantemente prohibido realizar adelantamientos, ponerse en paralelo, dejar excesiva distancia para acelerar bruscamente, no respetar las distancias de seguridad, hacer derrapadas, y todo aquel comportamiento que pueda suponer una conducción temeraria. Los caminos de tierra también son vías públicas. Los conductores deberán mantener las manos en el volante/manillar y los pies en las estriberas en todo momento. Prestar especial atención a los posibles despistes por observar el paisaje durante la conducción, ya que se puede producir un accidente con consecuencias muy graves. La empresa se reserva el derecho a criterio de los monitores de suspender la ruta en caso de no respetarse las normas.

Naturaleza, Adrenalina
Diversion en familia
Actividad entre amigos
team building
Despedidas de solteros
Regalo de cumpleaños

Close